Reconstruccion De La Ciudadania Italiana

¿Cómo es la reconstrucción de la ciudadanía italiana?

¿Querés obtener la ciudadanía italiana? Te contamos cómo hacerlo. La ciudadanía italiana se transmite por descendencia de padre a hijo, sin importar el lugar de nacimiento. Desde 1948, la madre también puede transmitirla. Para acreditar la transmisión de la ciudadanía, se debe hacer una reconstrucción, que es el proceso administrativo para verificar que no se haya interrumpido en ningún momento desde el primer ascendiente italiano nacido en Italia de padres italianos y emigrado a Argentina, hasta la persona que presenta la solicitud.

La solicitud de reconstrucción se hace en el Consulado Italiano de acuerdo a tu lugar de residencia. Para solicitarla, debes presentar las partidas de nacimiento, matrimonio y defunción de cada generación, empezando desde el antecedente italiano nacido en Italia. Si hay ascendientes vivos, necesitarás sus DNI actualizados. Además, toda la documentación debe estar traducida al italiano. Si bien se recomienda que la traducción la haga un traductor matriculado en el registro, vos también podés hacerla, ¡pero que no tenga errores! La oficina de ciudadanía controla todas las traducciones, y si hay errores, no se realizan correcciones.

Si tenés documentación de antes de 1990, los documentos deben contener el sello y la firma del funcionario del Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas competente para el lugar de nacimiento. Solo las sentencias y las actas judiciales necesitan Apostilla.

¿Tus familiares ya pidieron la ciudadanía italiana? ¡No te preocupes! No es necesario que todos tus ascendientes hayan obtenido la ciudadanía italiana. Recordá que la ciudadanía solo se transmite en línea recta de padre a hijo, así que si tu hermano, primo o tío ya la tiene, no puede transmitírtela. Si alguno de tus familiares ya obtuvo la ciudadanía en un Consulado, podés evitar presentar toda la documentación de nuevo.